Un verdadero vía crucis es el que vive en el día a día el delantero de Aucas Roberto la ‘Tuka’ Ordóñez, relegado a trabajar en las reservas, sin poder salir del club y con una deuda de salario que asciende a los nueve meses y, por lo que espera llegar a las instancias finales para que otro club pueda contar con sus servicios.

En declaraciones a través de Área Deportiva 99.3 FM, la ‘Tuka’ dio a conocer lo dramático que se ha vuelto estar en Aucas: “Me han humillado, me han pisoteado, me han hecho ver candela. Yo siempre pienso en mi familia, por eso doy un nota, por que es imposible poder salir de la institución cuando me adeudan 9 meses”, manifestó.

Lamentó que hayan órdenes sin que al menos pueda conocer porque no le permiten ingresar al estadio Gonzalo Pozo Ripalda a entrenar: “Yo trabajo con lágrimas. Me sacaron del estadio con un guardia, la autorización estaba en que yo no ingrese, no pude ni sacar mis cosas”, puntualizó.

“Estoy a punto de retirarme en dos años, quiero hacerlo como un caballero porque hay niños que me siguen, quiero ser un espejo para esos chicos y espero dejar las cosas bien”, finalizó el hoy relegado delantero de Aucas, que tiene aún contrato pendiente y que lo quiere cumplir.

Artículo anteriorGUSTAVO ALFARO: “HE VIVIDO MOMENTOS LINDOS, JUGAR EL MUNDIAL, SERÁ EL MEJOR”
Artículo siguienteEL NACIONAL NO PUDO Y EMPATÓ EN CASA ANTE OLMEDO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí