Un hecho por demás repudiable fue el que se produjo el pasado fin de semana, cuando Rafael Soriano, quien ejercía como director técnico del club Deportivo Ferroviaria, fue protagonista de un bochornoso pasaje en el final del partido ante Nova Venencia por el Campeonato Capixaba de Brasil.

Soriano saltó a la cancha, insatisfecho por la decisión del juez central de pitar el final del primer tiempo, y empezó a reclamar a todos los implicados. Los asistentes de línea saltaron al campo para apoyar a su colega central e intentar retener los reclamos.

Según el portal Infobae, “Tras la discusión con el árbitro y cuando ya se disponía a abandonar la cancha, el entrenador le dio un cabezazo en el rostro a la jueza, lo que le valió la inmediata expulsión. Soriano negó que hubiese cometido la agresión, atribuyó la confusión a un accidente y dijo que la jueza quiso aprovecharse de la situación por su condición de mujer”.

“Si dices que te ataqué, iremos a la comisaría. Vamos a ver si te agredí y si no, te demandaré. Está diciendo que la agredí. Mentira. Lo está diciendo porque es mujer. Está tratando de aprovecharse de una situación porque es mujer”, dijo el entrenador mientras abandonaba el campo a TV Educativa do Espírito Santo.

Tras lo sucedido, el club anunció la recisión del contrato de Soriano ya que la agresión a la jueza de línea es algo mucho más grave que el hecho de que hayan terminado eliminados del torneo tras caer tres a uno.

El club emitió un comunicado en el que detalló que como institución ““repudia toda y cualquier tipo de violencia, sea física, verbal, moral o emocional, principalmente contra mujeres”.

Artículo anteriorEL DUELO DE LOS HERMANOS IBARRA TERMINÓ IGUALADO
Artículo siguienteEXFUTBOLISTA COLOMBIANO FREDDY RINCÓN EN ESTADO CRÍTICO TRAS SUFRIR ACCIDENTE DE TRÁNSITO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí