Siendo una de las figuras del elenco de Barcelona, el meta argentino Javier Burrai, confesó que está en trámite el proceso de naturalización y que de lograrlo, espera ser considerado por el técnico Gustavo Alfaro para ser parte del combinado que estará actuando en el Mundial Qatar 2022.

Brindando declaraciones a través de Diario Olé de Argentina, Burrai habló de este y otros temas, entre los que se incluye el hecho de como les cayó a él y sus compañeros el cambio de técnico, cuando se fue Fabián Bustos y arribó Jorge Célico.

-Sabemos que estás en etapa de nacionalizarte ecuatoriano. ¿Tienes alguna ilusión de jugar el Mundial de Qatar con Ecuador?

-Al Mundial no llegaría porque si bien está el trámite de nacionalización y puede salir antes del torneo, primero porque hay un proceso de cuerpo técnico y jugadores que nos llevaron a la clasificación. Si yo tuviera la posibilidad, no formaría parte de la delegación por ese hecho. Además, piden cinco años jugando en el país para estar en la selección, y yo llevo cuatro, me faltaría uno más. Es algo que ilusiona, lo ves tan cerca. De hecho, el chico que están atajando es argentino (Hernán Galíndez), jugó varios años en Ecuador y ahora está en Chile.

-El martes en el partido entre Ecuador y Argentina, ¿tu corazón con quién va a estar?

-Me lo preguntaron mucho en estos días, yo decía que ojalá que Ecuador llegue clasificado para disfrutarlo como hincha imparcial. Para disfrutar de tener a mis compañeros en Ecuador, de tener a Messi en la vereda de enfrente, tenerlo en el estadio que yo juego. Voy a disfrutarlo sin querer que gane uno.

El hincha va a ir a festejar la clasificación, pero ¿También se ilusiona con ver a Messi en Guayaquil?

-Un poco de las dos, es el cuarto Mundial que se clasifica y los jugadores se merecen festejar con su gente. Además, la gente sabe que quizá nunca más puede ver a Messi, y además en Guayaquil, antes jugaba en Quito, esto es atípico. Mucha gente lo va a venir a ver a él.

-Batiste el récord de vallas invictas para un equipo ecuatoriano en Libertadores, con cinco partidos al hilo, pero el América Mineiro los eliminó por penales. ¿Fue un golpe duro?

-Fue un golpe, si bien en la Copa última hicimos una muy buena campaña, y era difícil competir a la altura de esos equipos, pero estar en fase de grupos era una obligación, porque este año la final se juega en nuestro estadio. En 2020 también pasamos la fase previa. Después de perder en semi con Flamengo entramos en un bache y nos clasificamos con lo justo. Nos tocó jugar las previas, pasamos a City Torque y Universitario de Perú, y con América no tuvimos suerte en los penales. Ahora el objetivo es la Sudamericana, que arrancamos con Lanús.

-¿Impactó el cambio de entrenador, de Bustos a Célico en plena etapa?

-El impacto grande que conlleva cambiar de técnico en plena fase. Fabián me había traído, fueron dos años y medio con él. Ahora nos adaptamos de la mejor manera a Célico. Él tiene mucho que ver en los chicos que ya no son juveniles, que él formó en Ecuador, y están en la selección.

Previous articleGUSTAVO ALFARO: “SE HA CONSTRUÍDO UN PROYECTO DE SELECCIÓN A 10 AÑOS”
Next articleNEYMAR Y VINICIUS JR. FUERON DESAFECTADOS DE BRASIL PARA EL CIERRE DE LAS ELIMINATORIAS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here