Después de casi un mes de incertidumbre desde que se conoció la noticia de que había sido sentenciado a muerte, la Justicia de Irán finalmente condenó este lunes al futbolista Amir Nasr Azadani a 26 años de prisión, por participar en las protestas que se realizaron en noviembre pasado por la muerte de la joven Mahsa Amini, quien estaba bajo custodia por “no seguir el código de vestimenta islámico del país”.

Azadani, quien se enfrentaba a una posible ejecución en la horca, fue condenado por las acciones registradas el 16 de noviembre, cuando tres miembros de las fuerzas de seguridad murieron durante un incidente registrado en las protestas en la provincia de Isfahán.

Otros tres acusados por el asesinato de los milicianos islámicos fueron condenados a muerte, mientras que otra persona recibió una pena de dos años de prisión.

El deportista fue imputado por “incurrir en delitos contra el orden público, reunirse y conspirar para vulnerar la seguridad del país”, además de cometer ‘moharebé’, “un delito contra Dios”, según informaciones de la cadena ‘Iran International” reproducidas por la agencia de noticias DPA.

Con 26 años, el oriundo de Isfahán jugó en algunos de los equipos más importantes del territorio asiático (Rah-Ahan, el Tractor y el Gol-e Rayhan) y se ha mostrado siempre a favor de reivindicar las libertades de las mujeres y muy activo en la lucha por la defensa de los Derechos Humanos.

Noticia Anterior [OFICIAL] Roberto Martínez es nuevo DT de Portugal
Próxima Noticia Robert Arboleda presentó a Jhegson Méndez como nuevo refuerzo de Sao Paulo

Comenta con nosotros

Please enter your comment!
Please enter your name here